Entre Lunas, de Miguel Alcantud. Rafael Turia

0
827
Mujer
Mujer entre sábanas

Ayer, dormido de nuevo,
en el errante amparo de tu recuerdo
quise bañarme en mágicos vacíos,
en miedos inquietantes,
en los azabaches azules
de la cerrada noche de tu pelo.

Ayer dormí en las lunas de tu boca
casi despierto,
teniéndote en mis brazos sin tenerte,
fundiéndome en la nieve de tus senos,
hundiéndome en la entraña vital
que me provoca,
entre los arenales de tu espalda.

Ayer bajé a las llanuras de tu cuerpo,
bebí los manantiales de tu vientre
y te sentí dichosa
naciendo entre mis manos,
volando hacia los cielos tenues
de mi tiempo detenido.

Y yo te tuve así,
en el eterno caudal de un segundo
de sueño,
en el inmenso calor de un deseo
vivido en el suave sabor de una brisa,
en el aroma de sal
de una noche sin tiempo.

Ayer de nuevo dormido,
sentí que estaba despierto.

PUBLICIDAD

Dejar respuesta