Carta de Friedrich Nietzsche a Lou Andreas Salome

0
66

Nacida en San Petesburgo, Lou Andreas Salomé, fue una escritora, pensadora y psicoanalista, una figura que se mantuvo en los círculos intelectuales de la Europa del siglo XI. Amor de personajes con mentes privilegiadas, ella siendo también eso, pero hoy olvidada por la historia.

Amiga, critica y consejera de Friedrich Nietzsche, su amor imposible, nunca su mujer. Lou fue la consciencia del filósofo nacido el 15 de octubre de 1844 en Prusia.

Tras una infancia complicada, Nietzsche, ya para 1882, cuando tenía 38 años y ya había escrito Aurora y la primera parte La Gaya Ciencia conoció a Lou Andreas y a Paul Reé. Durante aquel verano, Friederich estuvo con Lou, ambos se habían querido conocer desde tiempo atrás. Fascinados el uno por el otro, el filósofo era un profesor universitario de Basilea, gozaba de buen prestigio, cuidadosamente vestido, de mediana estatura, cabello castaño peinado hacia atrás, espesos bigotes, pero solitario y enfermo.

Lou era delgada, rubia, ojos claros, finas facciones, bonita, con cierto aire andrógino.

Las dos almas se encontraron en la sombra de la Basílica de San Pedro, donde Lou y Rée, solían pasear. Su primer encuentro fue cuando el filósofo apareció de improviso, Lou le tendía la mano, a lo que esté le preguntó “¿Desde qué estrellas hemos venido a encontrarnos aquí?”. Lou reaccionó de manera rápida, y respondió que, por lo menos ella, había venido de Zurich; ambos rieron y ahí comenzó la chispa.

La historia de Salomé con Friedrich estuvo siempre envuelta en la de Rée, y debido a ello, el escritor era en la visión de Lou más como amigo y compañero de discusiones que como pareja.

Durante un texto, Lou definió su primer encuentro con Nietzsche como no especialmente llamativo, sin detalles sobresalientes o dignos de señalar, pero lo que más le fascinaba de él era su personalidad solitaria.

PUBLICIDAD

Dejar respuesta