CESAR VALLEJO: PARADO EN UNA PEDRA

0
133

Sígueme en:
Twitter: https://twitter.com/JalarArte
Instagram: https://www.instagram.com/jalarartistaplastico/
Facebook: https://www.facebook.com/JESUSALBERTOARBELAEZARCE

CESAR VALLEJO: PARADO EN UNA PIEDRA
De: “Poemas humanos” – 1939
“Parado en una piedra…” es sin duda uno de los poemas que mejor revela la influencia
que ejerció el marxismo en la obra poética de César Vallejo. Según Georgette Vallejo, el poema
probablemente fuera escrito en torno a 1934-1935 (Vélez 149). Aparece entre los textos sueltos y
desordenados que dejó el poeta tras su muerte en 1938, pasando a formar parte de la colección
inacabada que hoy conocemos como Poemas humanos o simplemente “Poemas póstumos I”,
siguiendo el encabezamiento descriptivo propuesto por Américo Ferrari.

Diversos estudiosos coinciden en que a partir de finales de los años veinte y, sobre todo,
durante los años treinta, Vallejo profundizó en sus estudios del marxismo.
En este sentido, no
sobra recordar brevemente algunos datos biográficos del autor en relación a su trayectoria
política, a saber, que Vallejo fue especialmente influenciado por el marxismo durante sus viajes a
Rusia en 1928, en 1929 y en 1931; que firmó un documento en París, junto con José Carlos
Mariátegui y otros comunistas, en el que se anunciaba la creación de una célula del Partido
Socialista del Perú, así como la creación del Centro de Estudios Marxistas Latinoamericanos;
que fue expulsado de Francia en 1930 por sus actividades militantes; que ingresó en el Partido
Comunista en España en 1931 (donde impartió clases de teoría marxista-leninista); que también
escribió diversas obras de ensayo (Rusia en 1931, El arte y la revolución, Contra el secreto
profesional), teatro (Moscú contra Moscú, Lock-out), novela (El tungsteno) e incluso poesía, con
el fin de promover las ideas marxistas; y que finalmente participó en la Guerra Civil española,
defendiendo la causa republicana.

Teniendo en cuenta la trayectoria política de Vallejo, así como las aportaciones críticas
de quienes ya han estudiado su obra, el presente estudio propone un análisis interpretativo e
interdisciplinario de “Parado en una piedra…”, sobre todo a la luz de la teoría marxista y de la
filosofía dialéctica en general, a fin de develar el carácter performativo del texto en sí.

CESAR VALLEJO
César Abraham Vallejo Mendoza nació en Santiago de Chuco, Perú, el 16 de marzo de 1892. Está considerado como uno de los más grandes e innovadores de entre los poetas del siglo XX y según el crítico Thomas Merton “el más grande poeta después de Dante“, llamado también el poeta del “dolor humano”, revolucionó en la forma y el fondo de sentir y escribir poéticamente. Aunque practicó la narrativa, el teatro y el ensayo, es en la poesía donde alcanza su más brillante forma de expresión, esta se puede dividir en tres etapas: la modernista, de la que destaca “Los heraldos negros”, el vanguardismo, de la que quizá su obra más notable es “Trilce” y la revolucionaria y comprometida representada sobre todo por dos títulos, “Poemas humanos” y “España, aparta de mí este cáliz”, estos últimos de publicación póstuma, a cargo de la viuda del poeta, en la que englobó textos que había dejado Vallejo, que tituló “Poemas humanos”, publicados en en París en julio de 1939; No obstante de “España, aparta de mí este cáliz”, el propio Vallejo lo dejó finalizado, siendo publicado en enero de ese año en España. Murió el 15 de abril de 1938, un Viernes Santo con llovizna en París, no un jueves, como quiso vaticinar en su poema “Piedra negra sobre una piedra blanca”. En su funeral, las palabras de despedida corrieron a cargo de su gran amigo Louis Aragon. Fue inhumado en el cementerio de Montrouge, posteriormente, el 3 de abril de 1970, su viuda, Georgette, pudo cumplir uno de los sueños más queridos del poeta, trasladando sus restos al cementerio de Montparnasse, donde se puede leer su epitafio: “He nevado tanto para que duermas.”

PARADO EN UNA PIEDRA
Parado en una piedra,
desocupado,
astroso, espeluznante,
a la orilla del Sena, va y viene.
Del río brota entonces la conciencia,
con peciolo y rasguños de árbol ávido:
del río sube y baja la ciudad, hecha de lobos abrazados.

Segur leyendo: http://trianarts.com/cesar-vallejo-parado-en-una-piedra/#sthash.KGyTt0Ad.dpbs

PUBLICIDAD

Dejar respuesta