IVÁN TURGUENIEV (LOS CANTORES RUSOS)

0
35

En estos relatos, el escritor ruso Iván Turgueniev se interna en la vida de los siervos de la gleba y en el mundo campesino en general.

Por primera vez se centra la escritura en la tremenda situación del campesinado ruso, en el siglo XIX. Desde la economía de recursos, el autor pone en evidencia la injusticia, la corrupción, la bondad, la indiferencia y la sabiduría, muchas veces representada por el siervo, que por entonces era considerado menos que un animal.

En cada cuento, sin dramatismo, aborda el contraste social protagonizado por el rico hacendado rural dueño de una vida cómoda y el campesino que busca la libertad, pero que indefectiblemente termina por permanecer prisionero en un estado casi de esclavitud. La preocupación del autor fue descubrir ecuánime y objetivamente la realidad tal como la veía. Relatos de un cazador es un conjunto de historias en las que fluye la vida cotidiana, y en las que los personajes, presentados con trazos breves, se muestran tal como son.
“Iván Turguéniev (Oriol, Rusia, 1818-1883) Estudió en las universidades de Moscú y San Petersburgo, y más tarde en Berlín. Ya desde sus inicios, su obra mereció el elogio del respetado crítico literario Visarión Bielinski. A pesar de su origen se solidarizó con el campesinado y promovió la emancipación de los siervos, temas que reflejó admirablemente en sus Relatos de un cazador. Sutil observador, en sus novelas Rudin, Nido de hidalgos, Suelo virgen y Padres e hijos retrató con agudeza la sociedad de su época y la psicología de sus personajes.

PUBLICIDAD

Dejar respuesta