La canción del pirata. José de Espronceda.

3
2219
Bajel pirata

Estos son los primeros versos del poema.

La canción del pirata es uno de los poemas más famosos del siglo diecinueve, del romanticismo y de la literatura española. Se publico en 1846 en el recopilatorio “Poesías” (un volumen recopilado por sus amigos después de su muerte).

Forma parte de un grupo mayor de poemas. Así, es una de las cinco canciones dedicadas a seres marginados: el pirata, el mendigo, el verdugo, el cósaco, el Ro de muerte.

Escribe sobre ellos para protestar contra la sociedad. El pirata es un personaje muy romántico protagonista de innumerábles páginas a lo largo de todo este siglo romántico. Trató de imitar a Fontan con esta canción, pero, curiosamente, imitando supera a los copiados. Jose de Espronceda es uno de los poetas fundamentales de la primera mitad de siglo diecinueve español.

Poema. José de Espronceda.
Voz. Jose Miguel Linares
Música. Mechanolith. http://incompetech.com/

Imagenes.
262: Arrrrrrrrrr!  Talk like a pirate day!
Old Pirate at Comicon
Pirate Ship. Nikon D3100. DSC_0170.
http://www.hitrecord.org/records/1165445
http://www.hitrecord.org/records/856938

Con diez cañones por banda,
viento en popa a toda vela,
no corta el mar, sino vuela
un velero bergantín;

bajel pirata que llaman,
por su bravura, el Temido,
en todo mar conocido
del uno al otro confín.

La luna en el mar riela,
en la lona gime el viento
y alza en blando movimiento
olas de plata y azul;

y va el capitán pirata,
cantando alegre en la popa,
Asia a un lado, al otro Europa,
y allá a su frente Estambul;

—Navega velero mío,
sin temor,
que ni enemigo navío,
ni tormenta, ni bonanza,
tu rumbo a torcer alcanza,
ni a sujetar tu valor.

PUBLICIDAD

3 Comentarios

    • Veinte presas hemos hecho
      A despecho del inglés
      Y han rendido sus pendones
      Cien naciones a mis pies

      Que es mi barco mi tesoro
      Que es mi dios mi libertad
      Mi ley la fuerza y el viento
      Mi única patria la mar

      Allá muevan feroz guerras
      Ciegos reyes, por un palmo más de tierra
      Que yo tengo aquí por mío
      Cuanto abarca el mar bravío

      A quien nadie impuso leyes
      Y no hay playa sea cualquiera
      Ni bandera de esplendor
      Que no sienta mi derecho
      Y de pecho a mi valor

      Que es mi barco mi tesoro
      Que es mi dios mi libertad
      Mi ley la fuerza y el viento

Dejar respuesta