MILAN KUNDERA (LA INSOPORTABLE LEVEDAD DEL SER 12)

0
35

Kundera nos narra la relación sentimental que se establece entre dos parejas: Tomás y Teresa y Sabina y Franz, los cuales se mueven en un ambiente sociopolítico represivo debido al Comunismo soviético tras la invasión de Praga.
Tomás parece ser el ‘alter ego’ del autor y a través de él nos va ofreciendo datos su opinión con respecto a temas de lo más diverso como: el amor, la sexualidad, la infidelidad… temas filosóficos, políticos (crítica al comunismo tras la Primavera de Praga del 68)…etc y todo ello aderezado con toques irónicos que no le abandonarán a lo largo de toda la novela.

El narrador va adoptando distintos puntos de vista dependiendo de cada uno de los personajes y a través de ellos debatirá sobre los temas mencionados anteriormente y bajo la perspectiva del propio autor.

Con respecto a los temas, personalmente me han gustado los tintes filosóficos que ha añadido a la novela. Ya desde el primer capítula comienza hablando de la teoría del ‘Eterno retorno’ de Nietzsche. A través de ella nos aporta su visión acerca de la responsabilidad que tenemos a la hora de vivir nuestra existencia ya que ha de repetirse hasta el infinito. Así “las cosas aparecerían sin la circunstancia atenuante de su fugacidad”.
Con respecto a esta teoría, me ha llamado la atención la opinión vertida por Tomás ya que piensa que vamos a nacer en diferentes planetas siendo conscientes de nuestras vidas anteriores logrando así un mayor grado de madurez. La Tierra sería el planeta número1, la inexperiencia…y así hasta el número 5. Por tanto, una persona optimista sería aquella que creyese que en el planeta 5 la historia de la humanidad será menos sangrienta y será mas pesimista el que no lo crea. ¿No es abrumador?
También hace guiños al título mencionando a Parménides ya que, según él, la levedad es lo positivo mientras que lo pesado es lo negativo.
Critica a Platón en cuanto a su teoría del alma. “La dualidad entre el cuerpo y el alma ha quedado velada por los términos científicos y podemos reírnos de ella como un prejuicio pasado de moda”.

La novela, pues, va alternando este tipo de cuestiones mientras nos narra las experiencias amorosas y existencialistas vividas por los protagonistas bajo un ambiente hostil. Teresa llega incluso a convertirse en fotógrafa dedicada a plasmar la llegada de los tanques rusos a Praga.

PUBLICIDAD

Dejar respuesta