Nod. La sombra del laberinto (Booktrailer) – Editorial Círculo Rojo

0
138

Autor: Miguel Pejenaute

Mundos paralelos… ¿Existen realmente o son sólo la proyección engañosa de mentes débiles o demasiado crédulas? El día en que Mario Sandoval, prestigioso experto en parapsicología, recibe una carta de su amigo Jorge Oliver recabando urgentemente su ayuda, poco imagina lo que va a suceder en los días posteriores a su llegada a la finca donde dicho amigo se encuentra. Hombre racional y poco dado a creer en aquello que no pueda ver o comprobar por sí mismo, sus planteamientos irán cambiando a medida que vaya siendo parte y testigo de una serie de extraños acontecimientos más allá incluso de los límites de lo paranormal, terreno que conoce sobradamente pero que no por eso deja de sorprenderle a cada nueva experiencia. Como él mismo asegura, “la mente humana es una inmensa caja de sorpresas, un vastísimo campo inexplorado donde las mejores, y también peores cosas, pueden suceder”. En esta ocasión, sin embargo, todas sus convicciones y razonamientos van a venírsele abajo de forma estrepitosa. La contundente realidad de unos hechos más allá del ámbito mental y en los que nunca ha creído hasta entonces, le hará reflexionar no sólo sobre los intricados entresijos de la mente, sino también sobre otros niveles de existencia a los que hasta ahora ha ido dando la espalda. Fenómenos extrasensoriales, religión, manifestaciones satánicas y realidades extremas, difícil todo ello de comprender bajo el prisma de la lógica y siempre con el trasfondo de la cíclica e inacabable lucha entre el Bien y el Mal, harán que el lector, al igual que el protagonista, comience a replantearse alguna de sus creencias. Porque, ¿quién puede asegurar que las cosas son como aparentan ser? ¿No será, quizás, que somos nosotros quienes no podemos ver más allá de nuestros limitados sentidos? “NOD. La sombra del laberinto”, el primero de dos libros, le sacará de algunas dudas, sí, pero también le creará otras. Los límites entre lo que hemos acabado por llamar “racional e irracional” son tan delgados y cortantes como el filo de la navaja.

PUBLICIDAD

Dejar respuesta