VIRGINIA WOOLF (LAS OLAS 1)

0
85

El texto de Virginia Woolf es una aproximación al gran enigma de la vida y al abismo borroso de la naturaleza humana. Para el lector que deje en un segundo plano la trama y el entendimiento y ponga en contacto su parte subconsciente con el flujo de conciencia de los protagonistas, el libro le permitirá tocar este misterio con la punta de los dedos. Para intentar atrapar algo tan delicado, Virginia Woolf prescindió de todo lo superfluo, dejó que la lírica fluyera libre por la mente de sus personajes e hilvanó la historia con la metáfora intermitente de unas vidas que se encienden con las primeras luces del día y se extinguen con el ocaso. Logró lo que según ella debía ser la principal función del escritor. Ya lo dijo en alguna ocasión, “la vida no es una serie de lámparas dispuestas sistemáticamente; la vida es un halo luminoso, una envoltura semitransparente que nos rodea desde el nacimiento de nuestra conciencia hasta el fin. ¿No es acaso la tarea del novelista coger este espíritu cambiante, desconocido, ilimitado, con todas sus aberraciones y complejidades y con la menor mezcla posible de los hechos exteriores y ajenos?”.
Virginia Woolf nació el 25 de enero de 1882 en Londres. En 1905, tras el fallecimiento de su padre, el biógrafo y filósofo Leslie Stephen, se mudó a Bloomsbury, ciudad donde se reunirían los librepensadores. Nunca fue a la escuela, sus estudios los realizó en su casa. En 1912 contrajo matrimonio con el escritor Leonard Woolf. Cinco años después crearían la editorial Hogarth. En sus primeras novelas, Fin de viaje (1915), Noche y día (1919) y El cuarto de Jacob (1922), aparece expuesta su intención de llevar las novelas a algo más que a una mera narración. En sus siguientes novelas, La señora Dalloway (1925) y Al faro (1927), consigue expresar los sentimientos interiores de los personajes, y grandes efectos psicológicos por medio de imágenes, metáforas y símbolos. Otras novelas destacadas son, Las olas (1931) y Orlando (1928). Además escribió biografías y ensayos tan famosos como Una habitación propia (1929), donde aparece una crítica por la poca valoración de los derechos de la mujer. Se suicidó rellenándose los bolsillos del vestido con piedras y zabulléndose en un río el 29 de marzo de 1941.

PUBLICIDAD

Dejar respuesta